“Que vengan a Monclova a sembrar la semilla de su moral cristiana, en los surcos que tras ardua labor y copioso sudor hemos preparado en este erial”

 (Carta Miguel Angel Solís, 2/9/62)

Pocas veces palabras tan verídicas fueron escritas para explicar una realidad.  Quien las estampó en el papel tenía una meta fija, y junto con sus colaboradores, abrieron incontables surcos, agobiados por las dificultades.

Antes de soñar con el Colegio Lasallista, ya Monclova quiso tener un colegio para familias católicas y de varones.  En 1951 se abre un nuevo centro educativo que lleva el nombre de “Don Bosco”.  En 1958 ha habido traspaso a otro equipo de Padres de Familia y Maestros.  El “Don Bosco” cambió su nombre y tomó el del “Colegio La Salle”.

El cambio de nombre quiso señalar nuevo rumbo y metas diferentes.  Quien desempeña el papel “bujía” es el Lic. Miguel Angel Solís.  Las primeras gestiones se iniciaron en 1957 mediante carta dirigida al H. Provincial Visitador.  En 1958 el H. Víctor Bertrand ha dado su aprobación al Profr. Ramón Guerra como Director fundador.  Fue un primer paso, muy importante tal vez, pero no decisivo para la llegada de los Lasallistas.  Va a ser una ardua labor, llena de luces y sombras, durará exactamente diez años antes de que se realice el sueño dorado del Patronato y del Lic. Miguel Angel Solís.  Pero no hubo desaliento y la insistencia no se interrumpió.

La bendición divina estuvo de parte de los que lucharon tan abnegadamente para conseguir fondos.  La contribución del Ing. Harold R. Pape respaldó tantos desvelos y permitió ver cristalizar todas las esperanzas.  Ese día fue el 1 de septiembre de 1968, llegan al Colegio La Salle.

Monclova será un erial en el sentido material tan solo, pero en el sentido humano, nada de ello.  Sus habitantes tienen calor en el corazón y saben demostrarlo con hechos y no únicamente con palabras.  Su entrega a los nobles ideales se descubre por doquier.  Los que pusieron los cimientos del Colegio tuvieron imitadores y émulos: quisieron hacer más y mejor.

(Tomado del Ideario Institucional del Colegio La Salle de Monclova)

 

MISIÓN, VISIÓN Y VALORES

MISIÓN

El Colegio La Salle de Monclova, A.C., es una comunidad educativa inspirada en el carisma Lasallista, comprometida con la sociedad, con los valores del Evangelio y la formación integral (conocimientos, habilidades, actitudes y valores) a niños, adolescentes, jóvenes y adultos para ser personas competentes y responsables consigo mismo(a), con los demás y con su entorno.

 

VISIÓN

Ser una comunidad con liderazgo educativo, local y regional, que por su dinamismo e innovación asegura la formación y el acompañamiento de cada uno de los miembros que la conforman, comprometiéndose solidariamente y con responsabilidad social a necesidades concretas, promoviendo valores universales y evangélicos.

 

VALORES

Fe, Fraternidad y Servicio.